Deportes

|

Independiente 1 - Villa del Parque 0: Madrugó y rugió bien fuerte

 

 

Independiente (San Cayetano) 1

Villa del Parque (Necochea) 0

1 – Franco Costanzo

1 – Gustavo Irigaray

2 – Emanuel Truitiño

2 – Diego Bertone

3 – Francisco Roque

3 – Juan Manuel Nogueira

4 – Fausto Santini

4 – Emiliano Giudicatte

5 – Martín Sosa

5 – Pablo Coria (Capitán)

6 – César Espende (Capitán)

6 – Fernando Leguizamón

7 – Diego Alvarez

7 – Diego Nogueira

8 – José Flores

8 – Miguel Cordero

9 – Brian Cortadi

9 – Juan Ignacio Coria

10 – Santiago Giuntini

10 – Laureano De Andreotti

11 – Nahuel Maciel

11 – Santiago Martínez

DT: Damián García

DT: Germán Quiroga

12 – Leonardo Serén

12 – Emanuel Larrea

13 – Gabriel Darroquy

13 – Julián Fanuele

14 – Jonathan Suhit

14 – Enrique Sánchez

15 – Daniel Azurmendi

15 – Tomás Sánchez

16 – Matías Aranda

16 – Ignacio Bongiovanni

 

Arbitro: Manuel Barrientos

 

Gol:

PT: 1’ Cortadi.

 

Amonestados: 28’ Giudicatte (V), 32’ Flores (I), 48’ Cordero (V) y 64’ Azurmendi (I).

 

Expulsados: No hubo.

 

Cambios:

61’ Azurmendi x Flores (I)

62’ Aranda x Maciel (I)

70’ T. Sánchez x J. Coria (V)

80’ Darroquy x Santini (I)

82’ Bongiovanni x J. Nogueira (V)

 

Reserva:

Independiente 1 – Villa del Parque 4

Gol de Nicolás Montenegro.

 

Sexta:

Independiente 1 – Villa del Parque 2

Gol de Damián Blanco.

 

 

Independiente de San Cayetano consiguió un gran triunfo ante Villa del Parque por 1 a 0 en único partido que faltaba para completar la quinta fecha de las revanchas de la Liga Necochea de Futbol, que le sirvió para asegurar su clasificación a las semifinales del torneo y colocarse en la cima de la tabla de posiciones junto a Rivadavia.

El “chimango”, que venía entonado tras haber vencido al puntero en condición de visitante, pegó primero y en todo el partido no pasó sobresaltos debido a que su rival llamativamente careció de ideas ofensivas, más teniendo en cuenta es uno de los candidatos a jugar los partidos definitorios.

Se cumplía solamente un minuto de comenzadas las acciones cuando un desborde de Fausto Santini por el sector derecho derivó en un centro al corazón del área que conectó de cabeza estupendamente Brian Cortadi para ubicar la pelota en el segundo palo de un atónito Gustavo Irigaray, dejando boquiabiertos al nutrido grupo de 50 hinchas necochenses que se acercaron al estadio Juan Bautista Marlats.

Mientras el local buscaba hacerse protagonista jugando con pelota al ras del piso en combinaciones entre Martín Sosa, Santiago Giuntini y José Flores, la visita apostaba al corte en el mediocampo para la salida rápida de contra con sus delanteros Diego Nogueira y Juan Ignacio Coria.

Cerca estuvo Cortadi de aumentar su cifra goleadora cuando tomó posición entre los centrales y por poco no llegó a conectar de arriba un preciso centro de Giuntini.

De a poco el movedizo Santiago Martínez, que empezó cerca de la banda izquierda y se fue trasladando hacia el sector opuesto, se convirtió en la promesa ofensiva más clara de Villa, intentando desbordes que pocas veces prosperaron.

 

 

La jugada más prometedora del “león” se dio cuando promediaba la etapa, cuando Nogueira capturó un rebote en el área y logró rematar débilmente para que Franco Costanzo atrapara sin demasiada dificultad.

A continuación un pase exacto de Giuntini desde el círculo central para la corrida de Diego Alvarez resultó en un pase al medio que Cortadi no pudo desviar como hubiera querido y mansamente cruzó el área chica para así perderse en el segundo palo.

A los 29’ nuevamente Cortadi buscó el arco sin la puntería adecuada tras recibir un lúcido pase de Alvarez y dejar al defensa desairado con su amague.

 

 

Flores no se hacía presente en la medida en la que su equipo lo necesitaba, Giuntini no gravitaba como sabe hacerlo e Independiente fue perdiendo precisión en el traslado con el balón.

Una gresca generalizada cerca del lateral a poco estuvo de desnaturalizar el encuentro pero un muy permisivo Manuel Barrientos decidió que nadie merecía irse tempranamente al vestuario y no sacó siquiera una tarjeta amarilla.

Villa del Parque, insinuaba pero no conseguía generar peligro, mas allá un centro de Nogueira que, sin intención, cerca estuvo de colarse sobre la cabeza de un Costanzo muy atento.

La última de la mitad inicial se dio con el tiempo cumplido cuando Giuntini bajó la pelota en el vértice del área grande y buscó la subida de Santini, quien midió erróneamente el remate y la pelota se perdió muy arriba del horizontal.

 

 

Luego de dos minutos de adición que parecieron escasos y mientras Damián García planeaba juntar a los suyos en pos de manejar mejor los tiempos en el complemento, se observaba como los hermanos Coria se iban ofuscados y discutiendo airadamente cuestiones tácticas que los tenían en veredas obviamente opuestas.

Al “albo” le alcanzaba con el resultado obtenido para cumplir su objetivo de clasificar, por lo que en el comienzo de la segunda etapa salió a no perder el orden táctico e intentar aumentar cuando la desesperación de su rival lo permitiera.

El “león” tuvo alguna chance, como el cabezazo que conectó Miguel Cordero tras un córner aunque por arriba del travesaño a los seis minutos.

García hizo los cambios justos que le dieron recambio al ataque de Independiente con los ingresos de Daniel Azurmendi por Flores y de Matías Aranda por el casi debutante Nahuel Maciel (había tenido unos minutos ante Estación Quequén en la ronda inicial).

 

 

A los 20’ fue Giuntini el que hizo la pausa justa al recibir un cambio de frente de Cortadi para luego ponerle un centro medido a la cabeza a Matías Aranda que terminó cayendo en las manos del arquero.

Tuvo más chances en sendos remates de zurda de Giuntini y Alvarez (este desairando al marcador con un “sombrerito”) pero el primero se perdió afuera y el segundo fue brillantemente rechazado por Irigaray.

Si bien parecía estar controlado, el “chimango” no concretaba y pasó algún sofocón más propio de la torpeza que de la virtud cuando Juan Ignacio Coria, en su última intervención, pifió un remate que le quedó de frente al arco a Martínez para impactar de volea sin suerte.

A los 31’ Aranda desbordó por derecha, mandó un centro que luego de ser rechazado a medias, fue capturado por Alvarez quien sin pensarlo hizo pasar la pelota a centímetros del palo derecho.

 

 

A continuación la figura del arquero de Independiente fue tomando relevancia por la seguridad que mostró en cada intervención que generaban los embates lógicos de quien no quiere irse con las manos vacías y ve que pasan los minutos sin poder torcer la historia.

A los 44’ casi lo liquida en un contraataque Aranda al dejar en el camino a Irigaray pero se resbaló en el momento decisivo y Diego Bertone llegó a tiempo al rechazo.

Con el tiempo cumplido (el juez dio 5 minutos) no pararon de generarse situaciones de riesgo en ambas áreas. Azurmendi recibió el balón plásticamente y se deshizo del defensa antes de hacer impactar la pelota en el estómago del “uno” que se jugó el cuerpo para salvar su arco.

 

 

Luego fue Cortadi el que la recuperó hábilmente en el mediocampo y cedió a Aranda, quién se metió al área apareado por Bertone y definió a las manos del portero.

La última de la jornada fue para Villa del Parque con un tiro libre muy lejano en el que la pelota viajó hasta la cabeza de Fernando Leguizamón, a quien nadie estaba marcando, pero por suerte para el “albo” no consiguió impactar de lleno.

El pitazo esperado del juez decretó la victoria (cuarta en serie), punta y clasificación para Independiente a la espera de tener un buen desempeño mañana por el Torneo Federal B y próximamente en el clásico ante Sportivo.

 

Crónica y fotos Gabriel Piacquadío