Deportes

|

Sportivo 0 - Independiente 0: Lamentablemente clásico

 

 

Sportivo (San Cayetano) 0

Independiente (San Cayetano) 0

1 – Simón Alarcón

1 – Franco Costanzo

2 – Mario Aguilera

2 – Emanuel Truitiño

3 – Fernando Trujillo

3 – Francisco Roque

4 – Nahuel Echebarría (Capitán)

4 – Diego Alvarez

5 – Bruno Martínez

5 – César Espende

6 – Leonel Graziano

6 – Fausto Santini

7 – Blas Amoroso

7 – Martín Sosa

8 – Cristian Roteño

8 – José Flores

9 – Gonzalo Fuhr

9 – Brian Cortadi

10 – Pablo Trejo

10 – Santiago Giuntini

11 – Thomás Thomassen

11 – Matías Aranda (Capitán)

DT: Jorge Regueira

DT: Damián García

12 – Darío Aranguren

12 – Leonardo Serén

13 – Ever Peña

13 – Jonathan Suhit

14 – Matías Ferreyra

14 – Gabriel Darroquy

15 – Víctor Gorrassi

15 – Iván Smoulenar

16 – Diego D’Alleva

16 – Nahuel Maciel

 

 

Arbitro: Rubén Vómero

 

Goles: No hubo

 

Amonestados: 15’ Trujillo (S), 25’ Flores (I), 35’ Espende (I), 85’ Serén (I) y 93’ Suhit (I).

 

Expulsados: 56’ Flores (I) por doble amonestación, 63’ Diego Esquibel (I – Ayudante de campo) y 85’ Gonzalo Martín (I – Preparador físico).

 

 

Cambios:

60’ Darroquy x Sosa y Smoulenar x Aranda (I)

63’ Gorrassi x Martínez (S)

71’ Peña x Amoroso (S)

75’ Ferreyra x Echebarría (S)

81’ Suhit x Alvarez (I)

 

Reserva:

Sportivo 0 – Independiente 0

 

Sexta:

Sportivo 0 - Independiente 1

Gol de Braian Platz.

 

 

Con más calor y color desde las tribunas que dentro del campo de juego pasó un nuevo clásico sancayetanense en el estadio Felipe Serafini en el que Sportivo e Independiente empataron sin goles y sin fútbol.

Con realidades muy distintas se jugó este encuentro correspondiente a la penúltima fecha de las revanchas de la Liga Necochea. Por un lado Independiente, como líder del torneo, ya clasificado a las semifinales y con una oreja atenta a lo que sucediera entre El Porvenir de San Clemente y Kimberley de Mar del Plata. Por el otro un Sportivo, que siendo el campeón vigente, se sabía necesitado de sumar puntos para no caer en la promoción o incluso el descenso.

 

 

Con esos condimentos como previa, el encuentro se disputó de principio a fin con los dientes apretados, sin regalar centímetro alguno y luchando más que jugando, por lo que se vieron 90 minutos que seguramente no quedarán en el recuerdo de los amantes del buen fútbol.

A poco de comenzado ya se podía observar el nerviosismo de los jugadores. Así fue que Cristian Roteño debió haberse ido expulsado tras darle un pisotón a Fausto Santini luego de un encontronazo cerca del córner mientras el juez Rubén Vómero ni siquiera sacaba una tarjeta amarilla.

En esos instantes iniciales a Independiente le costaba mantener posesión de la pelota y sufría las búsquedas en velocidad por el sector derecho de Blas Amoroso.

 

 

A los 9 minutos llegó la primera jugada de riesgo desde la zurda de Thomás Thomassen quien de tiro libre exigió al máximo a Franco Costanzo en un envío que fue guantes y travesaño.

Ese fue el tiempo que le llevó a la visita acomodarse en la cancha y empezar a pelearle el protagonismo a su rival con las apariciones más fluidas de Santiago Giuntini y José Flores.

Pero ocasiones de peligro escaseaban y mientras casi en exclusividad los jugadores se apiñaban en el sector contrario a los vestuarios, el juego se hacía cortado y sin luces.

A los 17 minutos en una contra aislada se escapó velozmente Matías Aranda por el sector derecho y al momento de enfrentar a Simón Alarcón fue Mario Aguilera el que se recuperó y tapó a tiempo el remate.

 

 

De la misma manera que había llegado el “albirrojo”, lo hizo también el “chimango” cuando a los 33’ y luego de una gran jugada personal de Flores, mediante un tiro libre en el vértice del área grande hizo sonar el travesaño de un Alarcón ya vencido.

Tras el descanso y varios minutos iniciales que auguraban no cambiaría la tesitura del partido, Sportivo, por localía y necesidad, arrinconó a Independiente contra su arco en un pequeño pasaje que ilusionó a sus hinchas.

 

 

A los 7’ fue primero Roteño quien de larga distancia probó los excelentes reflejos de Franco Costanzo. En el córner subsiguiente Trujillo se elevó más que nadie y cabeceó para nuevamente hacer lucir al “uno”. Y segundos después otro tiro de esquina ejecutado de manera rasante le terminó quedando a Leonel Graziano quien, sin recorrido para su pierna derecha, definió a muy pocos centímetros del palo.

A continuación, la interpretación de Vómero (muy permisivo hasta allí y luego también) de que el agarrón de Flores a Nahuel Echebarría era merecedor de tarjeta amarilla, motivó la expulsión del volante y la necesidad de Damián García de rearmar la defensa y el mediocampo, resignando casi cualquier posibilidad ofensiva.

 

 

La dupla que le dio algunos frutos al “albo” desde ese momento fue la combinación de pase largo y corrida entre Giuntini y el ingresado Iván Smoulenar, que a los veinte minutos insinuó peligro con un remate que en el momento exacto logro interceptar Echebarría.

Poco después otro envió largo hacia Gonzalo Fuhr fue perfectamente dominado por el goleador y necesitó de toda la capacidad y repentización de Costanzo para terminar quedándose con el balón entre sus piernas ante el intento desesperado de Francisco Roque por atorar.

 

 

Diez minutos más tarde Cesar Espende equivocó un pase atrás y le dejó la pelota servida a Trejo que leyó bien la jugada pero perdió con la rápida salida del arquero y se quedó tirado en el césped argumentando que le habían cometido penal.

En el tramo final escaseaban las energías en ambos conjuntos y fue nuevamente Giuntini el que lanzó el pase largo hacia Smoulenar quien, con poco ángulo de remate, probó a Alarcón sin suerte.

 

 

Luego de que Vómero decretara que se jugarían tres minutos de adición, los mismos interpretes tejieron una jugada que pudo haber cambiado el resultado final. Smoulenar se deshizo genialmente de dos marcadores contra la raya de fondo y envió un centro cruzado que Giuntini impactó de volea con su pierna menos hábil, razón por la cual no consiguió acertarle al arco.

Para cerrar la ventosa tarde en el Felipe Serafini, fue Espende el que viendo adelantado al arquero “albirrojo” probó desde el círculo central con un remate que se elevó no más de un metro del travesaño.

 

 

Poco fútbol para la calidad de jugadores que ambos equipos tenían en cancha. Mucho tiempo muerto luego de cada manotazo, cada empujón, cada pedido de falta. Demasiado nerviosismo que luego del festejo de la visita ante su gente, se transformó en alguna cargada inoportuna para que los ánimos terminaran de caldearse y el telón cayera de manera vergonzante.

 

 

Otros resultados:

Villa del Parque 1 – Jorge Newbery 3

Rivadavia 0 – Estación Quequén 1

Del Valle 0 – Villa Díaz Vélez 1

Defensores JNF 2 – Deportivo La Dulce 1

 

Crónica y fotos Gabriel Piacquadío