Deportes

|

Debut de piedra

 

 

Tras una obligada postergación por cuestiones climáticas, se disputó el domingo la XXI edición del Duatlón Hombre de Piedra en la serranía tandilense con la participación de aproximadamente 600 atletas de distintos puntos del país, entre los cuales se encontró por primera vez el sancayetanense Martín Piñeiro.

Desde el predio de la Villa Don Bosco y bajo la fiscalización de la Federación Bonaerense de Duatlón y Triatlón se llevó a cabo finalmente la competencia en la que los duatletas debieron recorrer 8 kilómetros de pedestrismo, seguidos por 50 kilómetros de ciclismo (divididos en dos vueltas de 25 kms) y culminando con otros 6 kilómetros a pie.

 

 

El duro trazado, repleto de lomas y contra un viento que exigió la buena preparación física de los participantes, fue completado por el sancayetanense en un tiempo de 2h39’28” (35’41” + 1h33’06” + 30’41”) que le permitió ubicarse en el 98º puesto general y 28º en su categoría, ganada por Carlos Asconape, de Carmen de Patagones, con un tiempo de 2h18’21”.

El “Hombre de Piedra 2018” fue el viedmense Juan Manuel Asconape (02:12:50), seguido del porteño Emiliano Ponce (2h13’12”) y del neuquino Augusto Confalonieri (2h13’35”).

 

 

Por el lado de las damas la vencedora fue, por séptima ocasión (ganó la primera edición en 1996) la marplatense Bárbara Buenahora con un tiempo de 2h32”20” por delante de la bahiense María Angeles Schawamm (2h38’45”) y la tresarroyense Lucía Dibbern (2h41’19”).