Deportes

|

Independiente 5 - Mataderos 1: Cumplió con creces

 

 

Independiente (San Cayetano) 5

Mataderos (Necochea) 1

1 – Franco Costanzo

1 – Juan Carlos Plumez

2 – Emanuel Truitiño

2 – Enzo Martínez

3 – Guillermo Piñero

3 – Francisco Lacassagne

4 – Enzo Peña

4 – Gian Iglesias

5 – Agustín Montenegro

5 – Iván Gonzalía (Capitán)

6 – Alejandro Novara

6 – Lucio Calderón

7 – Lucas Muñoz

7 – Alex Lezcano

8 – Nicolás Montenegro

8 – Diego Di Lucca

9 – Matías Aranda (Capitán)

9 – Augusto Pedro

10 – Maximiliano Ciarniello

10 – Franco Mauricio

11 – Franco Maidana

11 – Enzo Taraborelli

DT: Lucas Lobos

DT: José Fermín

12 – Juan Francisco Parente

12 – Francisco Mauricio

13 – Emiliano Sánchez

13 – Matías Hegoburo

14 – Genaro Skaarup

15 – Mariano Villarreal

15 – Nicolás Morales

16 – Joaquín Torres

16 – Juan Bautista Bruno

 

 

Arbitro: Manuel Barrientos

 

 

Goles:

PT: 14’ Ciarniello (I) y Maidana (I).

ST: 16’ Ciarniello (I), 22’ Plumez (I – e/c), 26’ Torres (M) y 41’ Morales (I – t.l.).

 

Amonestados: 43’ Novara (I), 66’ Gonzalía (M) y 85’ Hegoburo (M).

 

Expulsados: No hubo.

 

Cambios:

63’ Sánchez x Novara (I)

67’ Villarreal x Taraborelli y Torres x Franco Mauricio (M)

72’ Skaarup x Ciarniello y Morales x Aranda (I)

73’ Hegoburo x Gonzalía (M)

 

 

En la tarde ventosa de hoy, en el estadio Juan Bautista Marlats, finalmente pudo jugarse el último partido que restaba para dar por finalizada la etapa regular del torneo organizado por la Liga Necochea de Fútbol, en el que Independiente de San Cayetano goleó 5 a 1 a Mataderos de Necochea.

Luego de los incidentes que obligaron a Manuel Barrientos a suspender el cotejo de primera división el pasado domingo, dos reservas (reforzada en el caso del local) se midieron ante un escaso marco de público que disfrutó de casi noventa minutos que regalaron debuts, cabezas rapadas, seis goles y bastantes jugadas de riesgo.

Tanto el conjunto conducido por Lucas Lobos como la visita buscaron todo el tiempo manejar la pelota con criterio y no abusar del pelotazo, que ante las condiciones climáticas presentes hubiera sido más un problema que una solución.

 

 

La primera jugada de riesgo tuvo como protagonista a Matías Aranda desbordando por derecha y enviando un centro potente que, luego de superar al arquero, no logró conectar positivamente Franco Maidana.

La respuesta del “rojo” provino de la habilidad de Diego Di Lucca, quien tras escapar llevando la pelota al ras del pie desde el mediocampo intentó buscar a Alex Lezcano en el punto del penal y casi lo consigue ante un Franco Costanzo ya vencido.

El primer tiempo contó con varios duelos individuales de los jugadores “chimangos” frente al arquero. En el minuto 11 fue Lucas Muñoz el que intentó fusilarlo, encontrando las manos del “uno” para enviar la pelota al córner.

Tres minutos después, un excelente comienzo de maniobra por parte de Guillermo Piñero, continuó con un preciso pase entre los centrales hacia la corrida en solitario de Maximiliano Ciarniello, que sin dudarlo puso la pelota junto al palo para abrir el marcador.

Mientras el calor empezaba a desgastar a los jugadores de ambos equipos, Nicolás Montenegro aprovechó para escaparse por izquierda y enviar un centro dirigido al pecho de Maidana para que éste ensayara un furibundo zurdazo que se fue desviado.

 

 

Promediando la etapa nuevamente Di Lucca elaboró un ataque que culminó con Augusto Pedro parando la pelota en el área y rematando muy defectuosamente de mediavuelta. El mismo centrodelantero fue quien buscó revancha poco después y tras dejar desairado a Alejandro Novara intentó colocar la pelota al lado de la base del palo izquierdo de Costanzo, errándole por centímetros.

Si bien Mataderos le peleaba con buenas armas el mediocampo a Independiente, manejando la pelota al mismo nivel que el local, careció de la precisión en los últimos metros que le permitiera llegar al empate. Y esto se vio claramente evidenciado en el minuto 34, cuando otro pase al vacío desde el mediocampo dejó a Maidana cara a cara con Juan Carlos Plumez para que el delantero abultara la red y el tanteador.

 

 

Pero nada estaba definido todavía y pudieron haber llegado más goles en la primera mitad, hecho que finalmente no sucedió ni de un lado ni del otro.

Primero con un penal que le cometió Emanuel Truitiño a Enzo Taraborelli y que fue desperdiciado por Pedro, pifiándole al arco ante un Costanzo que había elegido el otro palo. Y a continuación con un mal pase defensivo que aprovechó Muñoz para volver a medirse con Plumez y que nuevamente tuvo como triunfador al arquero.

 

 

El complemento marcó la misma tendencia, ni bien comenzado con otra buena atajada del “uno”, esta vez ante Maidana.

Mataderos no renunció, a pesar de la diferencia en contra, a su modo de juego e Independiente, ahora con viento a favor, se repitió por momentos en la búsqueda infructuosa de Aranda en velocidad. Justamente el capitán fue quien hizo volar elásticamente a Plumez para tapar un remate suyo que tenía destino de red. De contra e inexplicablemente volvió a desperdiciar un ataque Pedro al no poder definir ante un arco semivacío.

 

 

De ahí en más se fueron sucediendo ocasiones en las que el “albo” pudo haber aumentado el marcador. Muñoz encontrándose de carambola con un mal despeje de la defensa, Maidana definiendo débil luego de un centro de Aranda que podría haber tenido varios destinatarios.

A los 16 minutos se dio el hecho curioso del enroque de posiciones entre el árbitro Barrientos y su asistente debido a una molestia.

Y enseguida llegó el tercer gol de Independiente gracias a que Nicolás Montenegro habilitó a Ciarniello para que éste, en vez de definir de primera, decidiese gambetear al arquero para luego empujar la pelota ante el arco desguarnecido.

 

 

Poco después una jugada con algún parecido puso esta vez a Montenegro frente a Plumez, que jugándosela con los pies consiguió desbaratarla.

Justo antes de que empezaran los cambios en la visita, un centro tras un desborde de Enzo Peña desde el sector derecho que parecía ser fácil de contener, encontró la muy floja respuesta del arquero, que de frente al arco rebotó la pelota contra sus guantes y no tuvo reacción posterior, por lo que inevitablemente se convirtió en el mejor testigo del cuarto gol del “chimango”.

El merecido descuento de Mataderos llegó en el minuto 26 cuando se juntaron los recién ingresados Mariano Villarreal y Joaquín Torres. El primero estrelló un remate en el ángulo de Costanzo y el segundo, ya sin oposición, preparó la definición y solo empujó la pelota a la red.

 

 

Más debutantes saltaban al campo de juego en este partido que marcaría más en la historia de ellos como futbolistas que en la de sus equipos.

A los 32 minutos a poco estuvo Maidana de marcar un verdadero golazo pero elevó demasiado su remate luego de desairar a su marcador tirándole la pelota por un lado y yendo a buscarla por el otro.

Costanzo, que parecía lamentar su mala decisión al derribar a Pedro y cometerle penal, tuvo su reivindicación gloriosa al adivinarle el remate a Alex Lezcano que buscaba el palo derecho.

 

 

Nicolás Morales, que prometió mucho en los pocos minutos que estuvo en cancha, primero puso un muy buen pase a Maidana que no fue aprovechado. Y luego, ya en el minuto 41, aprovechó al máximo un tiro libre cerca del vértice del área para darle a la pelota la comba necesaria sobre la barrera y hacer inútil el vuelo de Plumez, marcando así su primer gol en primera que cerró la goleada con el 5 a 1.

 

 

El improvisado juez del partido, a un minuto del tiempo reglamentario, se apiadó del “rojo” y mandó a todos a las duchas.

Independiente consiguió cerrar su mejor campaña en puntos (51) y goleo (+37) de los últimos tres años que lo vieron líder de la tabla de posiciones (45 en 2017 y 46 en 2016) en la antesala de una semifinal que reeditará el encuentro decisivo del torneo anterior.

 

Crónica y fotos Gabriel Piacquadío