Deportes

|

Independiente 2 - Villa Díaz Vélez 0: Individualmente superior

 

 

Independiente (San Cayetano) 2

Villa Díaz Vélez (Necochea) 0

1 – Facundo Charmelo

1 – Alan Yorno

2 – Alejandro Novara

2 – Federico Bencsecz

3 – Francisco Roque (Capitán)

3 – Julián Rueda

4 – Natanael Márquez

4 – Franco Morales

5 – Agustín Montenegro

5 – Gastón Aued (Capitán)

6 – Guillermo Piñero

6 – Mario Aguilera

7 – Lucas Muñoz

7 – Eduardo Berón

8 – Nicolás Montenegro

8 – Yonathan Ríos

9 – Nahuel Maciel

9 – Nahuel López

10 – Pablo Sosa

10 – Wálter Alberti

11 – Yamil Navarro

11 – Kevin Drogo

DT: Damián García

DT: Alejandro Barberón

12 – Franco Costanzo

12 – Luca Fanuele

13 – Nicolás Morales

13 – Wálter Aragón

14 – Matías Jalil

14 – Mariano Cañete

15 – Daniel Azurmendi

15 – Agustín Segovia

16 – David Moreno

16 – Federico Paz

 

Arbitro: Javier Lacassagne

 

Goles:

PT: 18’ Navarro.

ST: 12’ Sosa (t.l.).

 

Amonestados: 42’ Sosa (I), 54’ Ríos (V) y 55’ A. Montenegro (I).

 

Expulsados: No hubo.

 

 

Cambios:

54’ Paz por Drogo (V)

61’ Moreno por Sosa (I)

68’ Azurmendi por Navarro (I)

76’ Cañete por Rueda y Segovia por Morales (V)

82’ Jalil por A. Montenegro (I)

 

Incidencia: A los 20’ Charmelo (I) le atajó un penal a López (V).

 

Reserva:

Independiente 1 – Villa Díaz Vélez 2

Gol de Ignacio Reyes

 

Sexta:

Independiente 0 – Villa Díaz Vélez 9

 

 

Independiente de San Cayetano, al igual que en el comienzo de la Liga Necochea de Fútbol pasada, venció como local a Villa Díaz Vélez por 2 a 0 en un encuentro que no le fue para nada sencillo pero que le permitió extender su invicto a once partidos y empezar a ilusionarse como ya es costumbre desde la llegada de Damián García.

Con una formación inicial que no es la titular habitual debido a su compromiso de hoy en el Torneo Federal Regional Amateur, el “chimango” no la tuvo para nada fácil. Fueron unos primeros 30 minutos de mucho desconcierto y en los que el rival le jugó de igual a igual e incluso dominó las acciones con cierta comodidad, mereciendo algún gol que no pudo concretar.

Pero hay que reconocer que, a falta de juego colectivo, Independiente tuvo individualidades que con un toque de calidad marcaron la diferencia traducida luego en una justificada victoria final.

 

 

El “naranja” tuvo su primera ocasión a los 9 minutos a través de un contraataque que comandó Nahuel López dejando mano a mano a Eduardo Berón con Facundo Charmelo en un duelo que terminó siendo para el “uno”.

Las desordenadas marcas del “albo” no conseguían frenar las rápidas subidas de sus rivales, que por momentos se paraban con tres delanteros. Sumado a los problemas en ofensiva, con un Pablo Sosa aislado de sus compañeros, el “chimango” no daba la talla en el debut.

Posteriormente fue López quien no supo definir ante la salida desesperada de Charmelo en una contra pergeñada por Wálter Alberti, quien fuera de los más claros en la visita.

 

 

En el minuto 18 y contra cualquier pronóstico, Independiente se puso en ventaja a través de una genialidad de Yamil Navarro, quien comenzó la jugada pecando de individualismo pero la finalizó a centímetros del área grande con un perfecto remate que superó la estéril estirada de Alan Yorno.

Casi no tuvo tiempo de festejar la ventaja parcial, ya que el árbitro Javier Lacassagne decretó penal de Guillermo Piñero sobre Yonathan Ríos, cuando este buscaba engañar al arquero local.

 

 

La ejecución del mismo por parte de López fue adivinada por Charmelo, quien luego de desviarla lo suficiente como para que rebote en su palo izquierdo, se repuso y se abalanzó sobre la pelota para hacerla suya con presteza.

El encuentro se hacía por momentos muy cortado debido a la gran cantidad de faltas que el árbitro no juzgaba con la severidad que parecían valer.

 

 

Cuando el reloj marcaba 21 minutos, en una nueva maniobra por izquierda de Villa Díaz Vélez, el balón le terminó quedándole a Eduardo Berón sin arquero de por medio pero con dos defensores que, sobre la línea, consiguieron despejar.

En la jugada posterior probó Alberti con un preciso remate de larga distancia que, luego de superar a un sorprendido Charmelo, se estrelló contra el travesaño y se perdió afuera en la que fue la última jugada de verdadera zozobra para el local en la primera mitad.

 

 

Una levantada del nivel de Navarro, que cada vez que pisaba la pelota y buscaba a Sosa hacia diferencia, sumado al cansancio que se empezó a observar en la visita en la calurosa tarde, hicieron que Independiente manejara con más criterio la pelota descansando con su posesión.

El complemento fue una historia diferente debido a que el “albo” ajustó las marcas, imprimió otra presencia en el mediocampo y aprovechó la necesidad del rival de ir a buscar el empate.

A poco de comenzado fue Nahuel Maciel, muy batallador pero falto de claridad hasta allí, quien desaprovechó un buen desborde de Sosa.

 

 

En el minuto 12, una nueva genialidad individual de un jugador “chimango” estableció aún más diferencia en el marcador. Sucedió mediante un tiro libre a centímetros del vértice del área grande que Sosa, ejecutando por afuera de la barrera, incrustó en el ángulo de derecho Yorno.

Cerca de los 20’ casi amplia Lucas Muñoz, pero se tomó demasiado tiempo en el área y un defensor consiguió interponerse en su ejecución.

El conjunto de Alejandro Barberón salió a quemar las naves, ya con Federico Paz en cancha, quien cerca estuvo de aprovechar un tiro cruzado y un tanto desviado de Berón.

 

 

Alberti, a pase de López, se encontró de cara al arquero y, mientras Natanael Márquez intentaba cerrar, ensayó un disparo que tímidamente rozó el palo. A continuación fue Ríos desde el borde del área quien probó los reflejos de Charmelo, que a esta altura se había transformado en pilar de un arco invencible.

Promediando el complemento, con David Moreno y Daniel Azurmendi comandando las acciones ofensivas, Independiente no dejó de pasar sobresaltos pero sí tuvo claras chances de ampliar el marcador.

Primero fue Yorno quien se lució descolgando un zurdazo de Azurmendi que buscaba su ángulo superior izquierdo.

 

 

Posteriormente se produjo una situación que inexplicablemente no derivó en el descuento de la visita, cuando en el área chica y entre dos compañeros Ríos pifió el cabezazo tras un inmejorable centro de Mario Aguilera.

En la contra y con ventaja de jugadores Azurmendi y Matías Jalil construyeron una pared que el primero de ellos culminó de la peor manera.

 

 

El partido no daba respiro a pesar de que las piernas pesaban bastante y Charmelo debió esforzarse para ahogarle el grito a Agustín Segovia en el minuto 39.

En los instantes finales del encuentro, Maciel se quedó con las ganas de anotarse en el tanteador en dos ocasiones. Primero cuando Yorno apuro arrojo le tapó el remate abajo y enseguida estrellando la pelota contra el travesaño luego de un buen desborde de Nicolás Montenegro por el sector derecho.

 

 

Ya con el tiempo cumplido de una historia terminada hace bastante Charmelo volvió a lucirse frente al intento de Paz de vulnerarlo definiendo sobre su cuerpo.

 

Otro resultado:

Estación Quequén 1 – Del Valle 2

 

Crónica y fotos Gabriel Piacquadío