Deportes

|

Independiente 1 - El Porvenir 3: El verdugo del albo

 

 

Independiente (San Cayetano) 1

El Porvenir (San Clemente del Tuyú) 3

1 – Franco Costanzo

1 – Bruno Centeno

2 – Gabriel Darroquy (Capitán)

2 – Lautaro Vassarotto (Capitán)

3 – Jonathan Suhit

3 – Maximiliano Vallejo

4 – Matías Jalil

4 – Nicolás Reinaga

5 – Santiago Vásquez

5 – Julio Ledesma

6 – César Espende

6 – Gonzalo Rodríguez

7 – Julián Montagna

7 – Jorge Chiquilito

8 – Lucas Muñoz

8 – Pablo Mansilla

9 – Ever Ullúa

9 – Luciano Olguín

10 – Daniel Azurmendi

10 – Leonel Ríos

11 – David Moreno

11 – Mariano Lutzky

DT: Damián García

DT: Ramón Comas

12 – Facundo Charmelo

12 – Matías Rodríguez

13 – Francisco Roque

13 – Ezequiel González

14 – Giovanni Bonomi

14 – Claudio Dimitro

15 – Jonatan Estarli

15 – Kevin Smaldone

16 – Pablo Sosa

16 – Enzo Sotelo

17 – Matías Aranda

17 – Milton Martínez

18 – Brian Cortadi

18 – Pablo Herrera

 

Arbitro: Emanuel Mazzoni

 

 

Goles:

PT: 7’ Olguín (EP) y 20’ Azurmendi (I).

ST: 34’ Chiquilito (EP) y 49’ Smaldone (EP).

 

Amonestados: 61’ G. Rodríguez (EP), 71’ Reinaga (EP), 77’ Jalil (I), 81’ Smaldone (EP), 83’ Darroquy (I) y 86’ Sosa (I).

 

Expulsados: No hubo.

 

Cambios:

58’ Aranda por Muñoz (I)

65’ Martínez por Olguín (EP)

75’ Smaldone por Vallejo (EP)

81’ Sosa por Jalil (I) y González por Chiquilito (EP)

84’ Cortadi por Vásquez (I)

 

 

En un encuentro en el que ambos conjuntos buscaron la victoria de principio a fin, El Porvenir de San Clemente del Tuyú puso fin al sueño de Independiente de San Cayetano en el Torneo Regional Federal Amateur 2019 al vencerlo hoy 3 a 1 en el Juan Bautista Marlats por la fase de cuartos de final de la Región Bonaerense Pampeana Sur.

Independiente se enfrentó a un duro rival que le jugó de igual a igual, superándolo por momentos y siendo menos en otros, pero que nunca intentó defenderse ni abandonar el protagonismo de un partido en el que no se hubiera podido adelantar un ganador hasta los instantes finales.

 

 

Luego del empate en su casa, el “violeta” salió a la cancha con la intención de doblegar al “chimango”, ahogándolo en todos los sectores aprovechando la potencia de sus dos delanteros.

A poco de comenzado Maximiliano Vallejo le tiró un sombrerito a Santiago Vásquez para luego ejecutar un disparo que si bien no complico a Franco Costanzo, fue un aviso de la postura visitante.

 

 

Un minuto después y ante la sorpresa generalizada, Jorge Chiquilito juntó un par de jugadores rivales sobre banda derecha para habilitar a Luciano Olguín, que en el centro del área y sin marca cercana, no desperdició un segundo y definió fuerte a la derecha de Costanzo eliminando la paridad en el marcador.

La respuesta llegó con un desaire de Daniel Azurmendi ante dos marcadores y un pase al corazón del área que Lucas Muñoz no llegó a controlar por muy poco.

Con línea de tres en el fondo y la prestancia de Leonel Ríos en el mediocampo, al equipo sanclementino se lo veía afirmado en el campo, buscando perforar una defensa que se mostraba firme.

Pero todo comenzó a cambiar después de los 15 minutos a través de una postura más ofensiva de Independiente, buscando permanentemente a David Moreno, al que se le intentaban asociar, sin la justa precisión, Ever Ullúa y Julián Montagna.

 

 

Y cuando finalmente la consiguió, el “albo” llegó al empate. Comenzó con un pase de César Espende y un posterior centro de Moreno a media altura que no pudo alcanzar Muñoz pero sí Azurmendi entrando a toda carrera por el segundo palo para meter un cabezazo inatajable y entablar las acciones.

Las acciones nunca dejaron de ser parejas, por lo que descuidarse defensivamente en busca del desequilibrio ofensivo hubiera sido una mala idea.

A los 30 minutos otro envío desde la izquierda del imparable Moreno fue despejado de manera corta por la defensa para que Muñoz se anticipara a un defensor y, con la marca encima, intentara un zurdazo muy elevado.

 

 

Enseguida respondió el “violeta” con una doble jugada que culminó en un centro de Pablo Mansilla que impactó de buena manera Olguín para que Costanzo diera seguridad atenazando la pelota.

El final de la primera etapa lo tuvo como dominador al local con un par de jugadas de riesgo que protagonizó el mismo jugador. En la primera de ellas, Moreno impactó la pelota de sobrepique luego del centro de Matías Jalil y Bruno Centeno, de admirables reflejos, consiguió elevar con sus guantes la pelota sobre el travesaño. Posteriormente un tiro libre cobrado rápidamente le sirvió a Moreno para engañar a Nicolás Reinaga y desde el vértice del área grande sacar un disparo que se estrelló contra el horizontal de un arquero ya vencido.

 

 

En los primeros instantes del complemento, el “albo” resultó ser un poco superior a su rival, controlando la pelota con criterio y tratando de hacerse fuerte lejos de su arquero.

Azurmendi, de escasa participación hasta aquí, consiguió robar una pelota en el mediocampo para hacer una precisa pared con Moreno y terminar definiendo de zurda sin la buscada fortuna y con Centeno sentado sobre el césped sin poder intervenir.

A partir de allí contó con dos tiros de esquina consecutivos que fueron cabeceados en soledad por Espende y Montagna para el gran lucimiento de Centeno en ambas acciones.

A los 14 minutos y ya con Matías Aranda en cancha en lugar de Muñoz, Ever Ullúa, controlado celosamente por las marcas, consiguió desbordar y meter el freno para asistir a Moreno quien, balanceando su cuerpo hacia atrás, remató hacia el palo derecho de Centeno que otra vez ganó el duelo.

 

 

Poco después tuvo su chance Ullúa con un tiro libre al que le imprimió mucha comba sobre la barrera para que la pelota terminara impactando contra el palo izquierdo del arquero.

Inversamente a lo que sucediera en el primer tiempo, fue El Porvenir quien de apoco se hizo dueño de la pelota y manejador de los tiempos, para lo cual el DT Ramón Comas hizo ingresar a Milton Martínez en lugar del peligroso Olguín.

Una buena combinación en ataque con amague incluido le terminó quedando a Mansilla para ejecutar un disparo desde la medialuna que Costanzo despejó volando sobre su palo. Nuevamente se vistió de héroe a los 23’ al despejar un preciso tiro libre de Ledesma que tenía destino de red.

 

 

A continuación, Ríos involuntariamente le cedió el balón a Azurmendi, quien sin perder tiempo se acomodó de frente al arco y le pegó para que se perdiera muy cerca del palo.

Antes de que llegaran los cambios que refrescarían a ambos conjuntos, por poco se pone en ventaja el “chimango” gracias a un tiro libre al que casi conecta Jonathan Suhit hacia atrás y que el arquero terminó controlando con cierta dificultad.

 

 

Ríos, el jugador con más clase del “violeta”, fue quien terminó desequilibrando las acciones en el minuto 34 tras dejar desairado a Jalil sobre la raya de fondo para enviar un centro de zurda que le permitió a Chiquilito llenarse el pie de pelota con una volea que dejó sin chances a Costanzo y empezó a marcar la eliminación de Independiente.

Entonces fue que ingresaron Pablo Sosa y Brian Cortadi en un desesperado intento por poblar el área visitante, cosa que finalmente no rindió frutos.

Ya en tiempo de descuento y con pocas energías para lograr la hazaña, un córner para el “violeta” fue capturado por el ingresado Kevin Smaldone dentro del área para definir ante la veloz pero infructuosa salida de Costanzo.

 

 

El final dejó una respetable imagen de un “albo” que se fue con la cabeza alta por haber hecho un gran torneo, cayendo ante un muy buen equipo que, para sorpresa de lo que muchas veces muestra la sociedad actual, se fue aplaudido por la parcialidad local.

 

Crónica y fotos Gabriel Piacquadío