Deportes

|

El Tribunal bajó el martillo pesadamente

 

 

Un tremendo golpe a la ilusión de los hinchas, dirigentes y sobre todo jugadores ha recibido en la tarde de ayer el mundo del Club Sportivo San Cayetano tras la resolución del Tribunal de Penas de la Liga Necochea de Fútbol al fallar respecto a lo ocurrido el pasado 28 de abril en el clásico de la ciudad.

Luego de dos semanas de espera, se dio a conocer que el arquero y capitán del club, Darío Aranguren, ha sido sancionado con una suspensión por 18 meses, mientras que el delantero Fernando Abadie no podrá estar presente en los próximos 12 partidos.

El Tribunal determinó que el encuentro ha finalizado con el resultado 1 a 0 a favor de Independiente de San Cayetano, tal cual se encontraba el marcador a los 23 minutos del primer tiempo (gol de Lucas Muñoz), momento en que se suscitaron los incidentes con el juez de línea Horacio Víctor Luque.

La resolución también acarrea un perjuicio económico para el club “albirrojo”, que deberá abonar en concepto de multa el equivalente a 50 entradas durante 3 encuentros, lo que da una suma de $ 15.000.

Consultado acerca del tema, Aranguren declaró que “la noticia supuestamente me la tenía que dar el delegado Gustavo Martínez pero me llegó por mi hermana. Ahí nomás me reuní con el presidente y el delegado en el club e hicimos el descargo por escrito”.

Afirmó que la sanción “no me la esperaba. Me dio una sensación de impotencia. Yo creía que me iban a dar 4 a 6 partidos que es lo que se da en caso de una protesta desmedida y la quita de puntos porque es algo lógico que siempre se hace. No soy reincidente en estos actos y solamente me habían echado una vez en toda mi carrera. Me pareció extremista al haber muchas pruebas que estaban a mi favor pero que al parecer el tribunal no las abrió siquiera para evaluarlas”.

En cuanto a la solidaridad que recibió de sus colegas dijo que “los jugadores de Independiente me habrían salido de testigo en el caso de que el Comisario me hubiera hecho una denuncia penal por la Ley del Deporte, que finalmente tras constatar que el línea no tenía ningún tipo de lesiones, no terminó realizándola”.

“Con mi experiencia yo sentí que me estaban tendiendo una cama porque era medio rara la actitud del juez de línea hacia mí. La forma en que se tira para atrás, mas allá de que le haya apoyado la mano. Me quede muy sorprendido. No lo conozco a este tipo y no quiero pensar mal. Tal vez se equivocó, se asustó o estaba mal psicológicamente”.

 

 

Dolido con todo lo sucedido aseveró estar “arrepentido de haber ido a protestar un offside que solo él ve y que fue lo que terminó desatando el quilombo. Si me la hubiera mandado estaría pidiendo disculpas ante todos. Fue doloroso al principio, pero estaba tranquilo que yo no había hecho eso”.

Con respecto a Abadie, contó que “Fernando solamente le dice algo y se agacha para querer levantarlo cuando el línea le empieza a pegar patadas en el piso revoleando el banderín. Se debe haber sentido acorralado y se asustó”.

Hablando del futuro comentó que “nunca inculqué la violencia pero hoy estoy dispuesto a todo. Tengo veinte años de carrera y nunca he tenido una mancha en una cancha de fútbol. Que venga una persona a querer opacarme de esta manera con algo que no hice no lo voy a tolerar. Tuve el apoyo de “Jugadores Unidos” y vamos a ir al Consejo Federal con este tema para que quede un precedente. Tiene que haber sanción pero esto se les fue de las manos. Yo estoy muy dolido y angustiado. Tengo mucha fe en los dirigentes y tengo una leve esperanza de que se pueda achicar la sanción. No voy a terminar mi carrera de esta manera. Si tengo que hacer el doble de esfuerzo para poder llegar lo voy a hacer. Tengo muchas cosas para darle al fútbol y no voy a bajar los brazos. Me voy a retirar dentro de la cancha así como arranqué en el año 1998”.

El presidente de Sportivo, Martín de la Vega, dio a conocer que “recién ahora nos llegaría el informe del árbitro para poder evaluarlo y hacer el descargo correspondientes pero hay que respetar los pasos legales y no se puede saber aún que va a pasar con todo esto”.

El presidente de la Liga Necochea de Fútbol, Fabián Marroubi, opinó al respecto que si bien “no se cuál fue el informe arbitral ni lo que sucedió realmente por no haber estado en la cancha ese día, lo que tiene que primar siempre es cuidar al futbolista y algunas decisiones matan a los protagonistas”. Si bien dejó en claro que no siempre está de acuerdo con las sentencias que salen del Tribunal de Faltas, no se declaró ni a favor ni en contra del fallo acerca del clásico.

Si bien estos fallos son inapelables, Sportivo puede, pruebas mediante, dirigirse al Consejo Federal para que este organismo, tal como lo hizo en el día de hoy con la devolución de puntos a Estación Quequén por el partido ante Huracán, determinar si es correcta la sanción o debería ser revocada.

 

Gabriel Piacquadío