Deportes

|

Un tibio aprobado en la gira argentina

 

 

Sumar minutos y actuaciones convincentes a los ojos del entrenador. Ese fue el objetivo al que apuntó Agustín Marchesín en la reciente gira por el viejo continente. Y lo cumplió a medias, siendo el arquero titular de la Selección Argentina en los 180 minutos de los partidos frente a Alemania y Ecuador.

La mejor versión del sancayetanense se pudo disfrutar en el encuentro ante los “teutones” disputado el viernes pasado en el Westfalenstadion de Dortmund, salvando el arco “albiceleste” en más de una ocasión cuando parecía que la goleada en contra sería inminente.

 

 

Si bien los dirigidos por Lionel Scaloni comenzaron perdiendo el partido, que en el minuto 22 ya decretaba un 0-2, el arco argentino no sufrió más caídas gracias a la buena intervención ante Julian Brandt y algo de fortuna en un tiro libre que se estrelló en el travesaño.

Tras sufrir la excelsa definición de Serge Gnabry y luego de no tener nada para hacer ante Kai Havertz en el segundo tanto alemán, Marchesín demostró todas sus cualidades en la segunda mitad.

La más compleja fue un mano a mano con Emre Can que pudo resolver a puro reflejos con su pie derecho cuando todo indicaba un nuevo tanto alemán. Posteriormente realizó un despeje con los puños ante un tiro libre desde el vértice del área que no fue demasiado problema para el guardameta y que, tras el empate de Lucas Ocampos, terminó siendo importante para el buen resultado argentino.

Inversamente, el partido más sencillo en los papeles y en el desarrollo para el “uno” fue el que lo dejó peor parado al tener una floja reacción en el gol ecuatoriano ni bien comenzado el complemento. Marchesín se confió y, si bien el tiro libre ejecutado por Angel Mena fue preciso, el sancayetanense podría haber hecho más para evitar el tanto.

 

 

En la cita que finalizó 6 a 1 a favor de la “albiceleste” en el Estadio Martínez Valero español, el arquero no tuvo casi participación debido a la diferencia de potencial entre ambas selecciones, por lo que la evaluación no puede ser mucho más profunda.

Lo cierto es que quien acaba de ser elegido por segundo mes consecutivo como el mejor arquero de la liga portuguesa, sumó muchos minutos en la gira que le permitirán, previa evaluación de Scaloni, pelearle un puesto a Franco Armani y Esteban Andrada de cara al probable amistoso internacional frente a Brasil y el comienzo de una nueva Eliminatoria Sudamericana.