Sociales

|

El grupo Scout de San Cayetano celebró su 40° aniversario

“Mira ampliamente más allá de tu entorno inmediato y límites, y verás las cosas en su justa proporción. Mira por encima del nivel de las cosas a tu alrededor y verás un objetivo superior y las posibilidades de tu trabajo.” Baden Powell

Con la cita de quien fue el creador de los Scouts a nivel mundial dio inicio el acto protocolar por el 40° aniversario del grupo Scout de la ciudad de San Cayetano desarrollado el pasado sábado 23 de noviembre en instalaciones del Club Español, que alberga a la isntitución desde hace un tiempo.

Tras el ingreso de las banderas de ceremonia, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, para luego escucharse la palabra de la Jefa del Grupo, Analía Basualdo que expresó:

Para los que transitamos nuestra niñez y adolescencia en el grupo, acompañados de grandes personas (y no me refiero a su edad) sino a las grandes enseñanzas que nos dejaron, es una enorme oportunidad de dar gracias, por cada paso que caminaron junto a nosotros, por cada momento que nos dedicaron una reflexión, una sonrisa, una palabra de aliento o incluso algún reto cuando lo necesitamos. Agradecer que se hayan tomado el tiempo para jugar el Gran Juego con nosotros y nos enseñaran el verdadero valor de la palabra Hermandad.

Nos dejaron también un compromiso enorme, de seguir sus pasos, con todo lo que eso implica: valores, ejemplo, tiempo, esfuerzo, alegría de servir a una causa que excede nuestro grupo, y que se extiende a nivel mundial.

En estos 40 años muchas personas dejaron su huella y se llevaron, a su vez muchas vivencias, recuerdos, aprendizajes, anécdotas. Se llevaron también amistades para toda la vida, vínculos muy fuertes y unidos con los compañeros de senda.


Hago hincapié en esto de las personas que formamos parte, que transitamos, que compartimos, porque sin ese aporte voluntario, los grupos scout no serían posibles.

Hoy, como todas las instituciones, nos enfrentamos a grandes desafíos, producto de los avances tecnológicos, de los cambios vertiginosos que se presentan. Sin embargo renovamos nuestro compromiso, redoblamos la apuesta, intentamos adaptarnos porque seguimos creyendo que la educación en valores es posible e indispensable, porque queremos que las nuevas generaciones disfruten de las mismas oportunidades que nosotros tuvimos, y porque sabemos y sostenemos que éste estilo de vida es lo mejor que les puede pasar a nuestros jóvenes.


Agradecemos y le damos la bienvenida a todos aquellos que, con la misma inquietud de servicio, quieran acercarse y unirse. Y a quienes por distintos motivos se han alejado sepan que nuestras puertas están siempre abiertas para recibirlos. Como decimos los scout: “no es más que un hasta luego, no es más que un breve Adiós, muy pronto junto al fuego, nos reuniremos!”


Posteriormente el ex Jefe Scout, Lucas Cuesta que visiblemente emocionado repitió una frase que fue el resumen de su paso por la entidad: “Scouts siempre me ha dado mucho más de lo que yo le he podido ofrecer”.

Se contó con la presencia del Director de la zona 17, Zona Atlántica, Alejandro Nievas que se refirió a como el scoutismo transformó su vida y entregó banderas a la institución sancayetanense.


Tras manifestarse que 40 años de trayectoria, de personas transitando, colaborando, trabajando incansablemente. Las instituciones no son posibles sin las personas que aportan desinteresadamente su tiempo, su trabajo, su esfuerzo, se hizo entrega de presentes a las siguientes personas:

Intendente Municipal Agrimensor Miguel Ángel Gargaglione, por el acompañamiento recibido en sus años gestión. Recibió el Secretario de Gobierno, Marcelo González.

Director de Zona 17 de Scout de Argentina, Alejandro Nievas, por hacerse presente, acompañarnos, supervisarnos y compartir nuestra labor educativa.

Club Español, que nos brindaron un espacio de trabajo cómodo, agradable y seguro, siempre con alegría y su respaldo como entidad patrocinante. Recibe el reconocimiento Pedro Medina.

Ex Jefe Scout Sr. Lucas Cuesta por sus muchísimos años de aportes en todos los sentidos, porque cada uno de nosotros guarda una enseñanza suya, atesora momentos y anécdotas que, según sus propias palabras “después de mucho rumiarlas, las hicimos carne”.

Familias Etchegaray y Visciarelli, porque de ellas provienen las raíces de nuestro grupo.

Familias Rollán, Kloberdanz, Palacios, Pardo y Basualdo que aportaron tiempo, esfuerzos, dinero, materiales, conocimientos y mucha buena voluntad en las actividades habituales, salidas, campamentos, campañas y cualquier actividad que el grupo decidiera llevar a cabo.

Pascual Marchetti por su invaluable aporte para que nuestro grupo tenga finalmente una sede propia. Recibió Viviana Christiansen.

Lucas Altamirano por el diseño del logo que nos identifica frente a todos como Grupo Scout.

Cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Cayetano, que siempre que lo requerimos nos acompañan desinteresadamente.

Finalizado el acto, los jóvenes integrantes del grupo junto a sus dirigentes, cantaron el feliz cumpleaños con entusiasmo y luego compartieron una tradicional merienda scout de mate cocido y tortas fritas. La jornada se extendió con juegos llenos de diversión y aventura y el cierre fue dado por numerosas anécdotas alrededor del fogón, uno de los símbolos más representativos que acompaña a los scouts a lo largo de su historia.