Grandiosa mamá, y especial papá. Por Cecilia Deiro

Grandiosa mamá, y especial papá. Por Cecilia Deiro
Esta es la historia de mis queridos padres: de una GRANDIOSA mamá y un ESPECIAL papá.
Corría el año 1924 , en la Ciudad de San Nicolas, ciudad de la Virgen. Más precisamente el 15 de Abril nace una niña que, al quedar huérfana de madre siendo muy chica, y siendo muy inquieta, el papá –mi abuelo- decidió mandarla como pupila en el colegio María Auxiliadora.
Para ella fue su mayor felicidad : era su mundo, su lugar, su hogar , estar con su Madre María Auxiliadora.
Tan es así que al terminar sus estudios primarios y secundarios decidió entrar al noviciado, feliz porque entregaba su vida al amor más sublime , más puro, ese amor infinito pero que de solo tenerlo es lo más hermoso que te puede suceder, le daba su ser al Señor, a Quien que ella amaba.
Se lo comunicó a su Padre, ella creyó que le entendería muy bien lo que sentía, pero al momento de tomar los votos algo no salió como ella esperaba, su papá no pudo soportar que su hija , su mano derecha, lo dejará.
Fue allí donde su sueño se desvaneció, pero nunca bajo los brazos, siguió con su fe intacta amando con más fuerza al Señor.
Ella tenía vocación de servicio, entonces pensó en ser Policía, y tiempo después, se convirtió en una de las primeras mujeres policía de la época.
Poco después conoció a mi papá, se casaron y él fue su esposo y padre ejemplar, que la apoyó en todo y quería lo mejor para ella.
Formaron una familia, lamentablemente perdieron el primer embarazo, luego el segundo hijo venía con complicaciones y, ella mujer de fe, acudió a la intercesión de un gran santo, a Santo Domingo Savio… y mi hermano nació bien…le pusieron de nombre Pedro Domingo Savio.
Yo, su tercera hija, me llamo Cecilia por la patrona de la Música, María porque nací un 24 que es día de María Auxiliadora, y Laura por la beata Laura Vicuña.
Mamá tuvo un cuarto embarazo de milagro y vaya qué milagro! No se enteró enseguida de que estaba embarazada, se enteró con el embarazo avanzado por molestias que tenía, y también con este embarazo tuvo complicaciones, casi le tenían que cambiar toda la sangre del bebé por ser Rh+, y ella RH-, y esta vez, nuestros padres rogaron y pidieron la intersección de Ceferino Namuncurá, así nació mi hermano, que se llama José por el Santo Esposo de María, Pablo por san Pablo y Ceferino por Ceferino Namuncurá… por eso mismo se llama José Pablo Ceferino Deiro …
Quería contarles un poquito la valentía de esta gran mamá que luchó siempre y siempre con fe, de ese papá que siempre estuvo cerca y fue su compañero…y cómo los designios del Señor nos llevan por el camino de la fe…
Mamá no fue una consagrada como esperaba, formó una familia, pero Dios le regaló un hijo sacerdote, y ella fue muy feliz con su esposo y todos sus hijos, y fue un puntal en la fe de todos nosotros, y en especial de su hijo consagrado.
Yo me siento muy cerca de la ciudad de San Cayetano donde Pablo es Párroco, y sé del cariño que le tienen, por eso mi corazón les agradece siempre su amor y cercanía….

Cecilia María Laura Deiro

Cecilia es hermana del Padre Pablo, nuestro párroco. Junto a José su esposo formaron una familia con tres hijos: Laura, Nicolás y  Mariana, la fe y la familia es el motor de sus vidas…