fbpx


Independiente 2 – Sportivo 1: Se distanció en la punta

Independiente (San Cayetano) 2 Sportivo San Cayetano 1
1 – Juan Francisco Parente 1 – Juan Camilo Acevedo
2 – Jonathan Suhit 2 – Lucas Camacho
3 – Francisco Roque 3 – José Flores
4 – Gabriel Darroqüy (Capitán) 4 – Nahuel Echebarría (Capitán)
5 – Santiago Vásquez 5 – Lautaro Garderes
6 – Santos Bacigalupe 6 – Guillermo Piñero
7 – Hernán Paicil 7 – Braian Pérez
8 – Joaquín Cardozo 8 – Cristian Roteño
9 – Nicolás Forte 9 – Nicolás Ferreira
10 – Daniel Azurmendi 10 – Esteban Santa Cruz
11 – David Moreno 11 – Thomas Thomassen
DT: Damián García DT: Sergio Amestoy
12 – Maximiliano García 12 – Simón Alarcón
13 – Emanuel Truitiño 13 – Pablo Darroqüy
14 – Matías Jalil 14 – Ever Peña
15 – Leonardo Verón 15 – Lautaro Martínez
16 – Silvio Vedda 16 – Lautaro Castañares
17 – Ariel Hendriksen  
18 – Matías Aranda  

Arbitro: Rubén Vómero

 

Goles: 35’ Moreno (I), 88’ Verón (I) y 90’+3’ Ferreira (S – penal).

Amonestados: 5’ Pérez (S), 42’ Forte (I), 54’ Flores (S), 58’ Santa Cruz (S), 59’ Paicil (I), 63’ Garderes (S) y 90’+2’ G. Darroqüy (I).

 

Expulsados: 79’ Jalil (I) y Camacho (S).

 

Cambios:

51’ Castañares por Thomassen (S)

60’ Verón por Forte (I)

65’ Jalil por Azurmendi (I), Vedda por Paicil (I) y Aranda por Moreno (I)

82’ Peña por Roteño (S)

88’ Hendriksen por Verón (I)

En un partido en el que primó la pierna fuerte y el carácter combativo por sobre el buen juego, Independiente ganó de local el duelo clásico sancayetanense ante Sportivo por 2 a 1, hecho que le permitió ratificar su condición de líder del campeonato al conseguir una cómoda ventaja de cuatro unidades a falta de una fecha para la finalización de la fase de ida del Torneo «Emilio Jeder Resuene».

Si bien esta clase de partidos no suelen contar con un alto nivel futbolístico, lo visto en la tarde de ayer en el Juan Bautista Marlats fue decepcionante en lo que a buen fútbol se refiere, con dos conjuntos que en pos de no regalar absolutamente nada, chocaron constantemente en los 50 metros que circundan el centro del campo y poco se aproximaron a las áreas, en las que los arqueros casi no tuvieron actividad.

Sin embargo, hubo un equipo que intentó, con bastante dificultad, asociarse y así llevar la pelota contra el piso, que fue Independiente, que mediante la habilidad de Daniel Azurmendi, la potencia de David Moreno y algún intento de desequilibrio de Joaquín Cardozo, insinuó peligrosidad.

Sportivo, que apostó principalmente a los desbordes de los impredecibles Thomas Thomassen y Esteban Santa Cruz, chocó con la muralla defensiva “chimanga” una y otra vez en toda la primera parte.

Recién en el minuto 33 se produjo una aislada aproximación cuando Azurmendi desbordó y sacó un centro rasante que José Flores debió despejar dentro de su propia área chica.

Ya con cierto dominio territorial, Independiente aprovechó un fallo defensivo para hacer diferencia a través de un envío aéreo de Santiago Vásquez desde el sector derecho con interferencia de Nicolás Forte, que Nahuel Echebarría, en su intento por despejar, cabeceó hacia su propio palo. Ante la sorpresa del guardavalla, la pelota volvió al campo y, luego de un despeje afortunado, le terminó cayendo a Moreno, quien ni lerdo ni perezoso, la mató con el pecho y ejecutó un zurdazo cruzado que raudamente se transformó en el primer gol del partido.

Con el golpe a cuestas, la respuesta del “rojo” llegó poco después mediante un remate de larga distancia de Braian Pérez que, frío como estaba, Juan Francisco Parente debió contener en dos tiempos.

Intentando llegar al empate antes del entretiempo, una incursión ofensiva de Thomassen por el sector izquierdo, le permitió sacar un disparo que Parente no logró atenazar y que casi se convierte en la igualdad, pero Nicolás Ferreira, tras capturar el rebote, no le acertó al arco.

El inicio del complemento fue básicamente del local, que manejó mejor la pelota e incluso contó con un par de ocasiones para lastimar a su rival.

A poco de iniciado, Vásquez le puso un pase de gol a Forte por encima de la línea defensiva, que no terminó en el segundo tanto por los reflejos de Acevedo, quien predijo la definición del delantero, amortiguándola para luego quedarse con la pelota.

Tras ello nuevamente fue Forte el protagonista de las acciones al estirarse lo más posible para desviar la trayectoria de un balón que se terminó perdiendo a centímetros del palo izquierdo de Acevedo, quien sólo atinaba a mirar el infructuoso esfuerzo del “9”.

Ya con un cambio obligado por lesión de Thomassen, el ingresado Lautaro Castañares se transformó en la mejor carta ofensiva de Sportivo, pidiendo constantemente la pelota para batallar con los defensores del “albo”, ganando en un par de ocasiones.

El técnico Damián García determinó sustituciones bastante tempraneras, dándole minutos en cancha a Matías Jalil, Silvio Vedda y Matías Aranda, que curiosamente no surtieron el efecto buscado, ya que el “rojo”, con más coraje que ideas, se adelantó posicionalmente en el campo e ilusionó a su hinchada con la posibilidad de lograr el empate, que estadísticamente estaba a un gol de distancia.

Cuando el reloj marcaba 34 minutos, el árbitro Rubén Vómero determinó que la pierna fuerte ya había pasado un límite y mandó a las duchas tempraneramente a Jalil y Lucas Camacho.

Recién a los 38 minutos volvió a verse una jugada de serio peligro con la incursión ofensiva solitaria de Castañares, quien al llegar a la medialuna del área sacó un furibundo zurdazo que despintó el travesaño del elástico Parente.

Las emociones quedaron para el cierre del partido, ya que a los 43’ un nuevo yerro de Echebarría en su intento por despejar le permitió a Leonardo Verón encarar en soledad a Acevedo, dejarlo en el camino y mansamente enviar la pelota al fondo de la red, acción solo opacada por su inmediata lesión muscular.

Ya con el tiempo cumplido, Gabriel Darroqüy apartó la vista de la pelota y embistió violentamente a Pérez en el área, lo que inevitablemente se transformó en penal pitado por Vómero. La ejecución, de gran factura pero sin festejo posterior, fue obra de Ferreira, goleador del torneo, que sumó así su 14º tanto.

Sin tiempo para mucho más, llegó el silbatazo final que desató la algarabía de los hinchas y jugadores “chimangos”, que volvieron a sentir que el pentacampeonato puede ser una realidad.

Crónica Gabriel Piacquadío. Fotos Gabriel Piacquadío y Federico Pérez Spinelli.