fbpx


Independiente 5 – Jorge Newbery 0: Ganó por todos lados

Domingo perfecto fue el que tuvo Independiente de San Cayetano en el Juan Bautista Marlats cerrando la 18ª fecha de la Liga Necochea de Fútbol.

Independiente (San Cayetano) 5 Jorge Newbery (Lobería) 0
1 – Juan Francisco Parente 1 – Luciano Meo
2 – Emanuel Truitiño 2 – Leonel Armanelli
3 – Jonathan Suhit 3 – Enzo Maidana
4 – Gabriel Darroqüy (Capitán) 4 – Mateo Bergottini
5 – Hernán Paicil 5 – Carlos Rivaldo
6 – Santos Bacigalupe 6 – Yonatan Lencina
7 – Brandon Vargas 7 – Iván Gutiérrez
8 – Joaquín Cardozo 8 – Ariel Gutiérrez
9 – Matías Aranda 9 – Federico Mauad (Capitán)
10 – Daniel Azurmendi 10 – Lucas Contreras
11 – David Moreno 11 – Juan Zufriategui
DT: Damián García DT: Héctor Gigena
12 – Lautaro Maldonado 13 – Andrés Jáuregui
13 – Francisco Roque 14 – Alejandro Méndez
14 – Gianluca Forte 15 – Maximiliano Martínez
15 – Leonardo Verón 16 – Daniel Kain
16 – Nicolás Montenegro 17 – Tomás Colinas
17 – Ariel Hendriksen 18 – Francisco Basualdo
18 – Braian Uribe

Arbitro: Cristian Pirosanto

 

Goles: 28’ Moreno (I), 30’ y 77’ Azurmendi (I), 38’ Cardozo (I) y 59’ Paicil (I).

Amonestados: 33’ Lencina (JN), 82’ Parente (I) y 85’ Basualdo (JN)..

 

Expulsados: No hubo.

Cambios:

62’ Uribe por Aranda (I), Verón por Moreno (I) y Roque por Bacigalupe (I)

69’ Hendriksen por Azurmendi (I) y Forte por Darroqüy (I)

78’ Kain por Bergottini (JN), Colinas por A. Gutiérrez (JN) y Basualdo por Contreras (JN)

80’ Jáuregui por Lencina (JN)

Domingo perfecto fue el que tuvo Independiente de San Cayetano en el Juan Bautista Marlats cerrando la 18ª fecha de la Liga Necochea de Fútbol. No solo porque goleó a Jorge Newbery de Lobería por 5 a 0 demostrando su reconocida superioridad, sino que mantuvo su arco en cero gracias al penal atajado en el epílogo por Juan Francisco Parente y además se aseguró su clasificación a las semifinales del torneo.

Las buenas noticias habían llegado desde Necochea un día antes, cuando Rivadavia superó a Villa Diaz Vélez por 2 a 0 y le dejó el camino allanado al “chimango” para, en el caso de ganar, quedarse con la primera plaza de la definición.

La única paridad se dio en los instantes iniciales, en los que la visita le peleó la posesión al conjunto de Damián García, buscando con un juego veloz e incisivo, acercarse al arco local mediante sus puntas Iván Gutiérrez y Federico Mauad, quedando prontamente en un espejismo de intenciones.

Los ataques de Independiente se daban principalmente por el sector derecho con las subidas y posteriores centros de Brandon Vargas. Sin mucho desborde por el lado opuesto, en general los intentos terminaban encontrando a la defensa del aurinegro bien parada para el rechazo.

Tras una aproximación vía aérea de Matías Aranda, la primera de real peligro estuvo dada por Daniel Azurmendi y una pared con el mismo Aranda y remate posterior del “diez” que se perdió a centímetros del travesaño.

Los intentos de la visita, que a esta altura carecía de posesión de pelota, no hacían daño. Una contra comandada por Iván Gutiérrez dejó a Mauad de cara al área grande y terminó con un débil remate desde lejos que no le ocasionó problemas a Parente.

Haciéndose dueño de la pelota como es habitual, Azurmendi volvió a inquietar con otro zurdazo cruzado luego de una linda pared con Moreno en el minuto 27, en lo que fue la antesala al desnivel en el marcador. En este caso la asistencia perteneció a Azurmendi y la definición a Moreno, quien aprovechó un resbalón del arquero Luciano Meo que le imposibilitó hacerle frente a la pelota.

El golpe fue tal para el “aurinegro” que tan solo dos minutos después, Azurmendi hizo lo que quiso dentro del área, desparramando a puro amague a Mateo Bergottini y Leonel Armanelli para anotar sutilmente de zurda contra el palo opuesto de Meo.

Nunca pudo recuperarse el conjunto visitante de lo que había sucedido y, sabiéndose en desventaja, solo dejó pasar los minutos de allí al epilogo de la primera parte.

Vargas estuvo cerca de aumentar la diferencia a los 34 minutos con un remate que Meo tapó brillantemente con sus guantes y poco después, en una jugada casi calcada, Azurmendi hizo revolcar al arquero, que en dos tiempos se pudo quedar con la pelota.

Sorprendentemente, Aranda le erró al arco con su frentazo en lo que parecía iba a ser el tercer gol del “chimango”, que llegó finalmente en la jugada posterior cuando, redimiéndose, Aranda asistió a Joaquín Cardozo, quien había robado en una primera instancia, para terminar picándola de zurda ante la desesperada salida de Meo.

La segunda parte, con varios cambios desde el arranque, fue verdaderamente un monologo de Independiente, que con su habitual circulación controlada hizo lo que mejor sabe y no sufrió en lo absoluto.

En la primera de peligro Aranda fue el protagonista, recibiendo la pelota tras un robo para volver a probar los buenos reflejos de Meo, que con sus pies logró proteger su arco.

Luego de 6 minutos de monólogo del “albo”, Moreno encontró con un pase a tres dedos a Azurmendi dentro del área para que la figura del partido la parara de pecho y, con todo el arco a su disposición, fusilara al arquero, quien con su cuerpo desvió increíblemente la pelota.

A los 13’ un fallo de Juan Zufriategui le permitió a Aranda hacerse un involuntario autopase dentro del área y buscar el arco, que nuevamente fue defendido por el salvador Meo.

Tan solo un minuto después llegó el cuarto gol con un pase de Cardozo que dejó a Paicil de cara al arco para que éste sacara un remate furibundo desde afuera del área que se coló por encima del arquero.

Leonardo Verón estuvo cerca de sumarse al listado de goleadores de la tarde, pero no consiguió darle la dirección deseada a su cabezazo tras el preciso centro de Francisco Roque.

Promediando la etapa complementaria, Braian Uribe hizo derroche de habilidad dentro del área y asistió a Azurmendi, quien de frente al desguarnecido arco le hizo un pase a la red para gritar doblete y sellar la goleada con el aplastante 5 a 0.

Con poco más que jugarse debido a la desmotivante realidad, lo que parecía una mancha en la tarde no fue tal. A los 37 minutos, un pelotazo desde el mediocampo hizo que Parente chocara de frente con Francisco Basualdo y que el juez Cristian Pirosanto marcara penal para la visita. De la ejecución se hizo cargo Zufriategui, rematando al medio y permitiéndole a Parente despejar con sus pies, ganándose el merecido aplauso de la fervorosa parcialidad “chimanga”.

Mientras algunos hinchas empezaban pausadamente a retirarse del Marlats, Uribe no logró aprovechar un pase de Vargas al elevar su ejecución unos centímetros por sobre el travesaño. Posteriormente y justo antes del pitazo definitivo, Ariel Hendriksen mostró su habilidad en los últimos metros ingresando al área con pelota dominada pero encontrando una vez más a Meo como escollo.

 

Crónica Gabriel Piacquadío. Fotos Gabriel Piacquadío y Federico Pérez Spinelli.