Millonaria inversión de Molinos Balaton en el marco de su 25° aniversario

ENTREVISTA A ESTEBAN MARTINEZ CORDOVA, PRESIDENTE DE MOLINOS BALATON S.A.

¿Hace 25 años imaginaban este presente de Molinos Balaton? ¿Cómo se adaptaron a las diferentes crisis económicas?

Hace 25 años nadie se imaginaba este presente y más teniendo en cuenta las actuales condiciones. Sin embargo no es algo casual: el fundador de Molinos Balaton, el arq. Miguel Saluppo, tuvo una gran visión de futuro y quiso formar una gran empresa desde sus comienzos. El vislumbró este presente desde la propia fundación del Molino.

¿Cómo nos fuimos adaptando a las distintas crisis económicas? De la misma manera que se ha adaptado el empresariado argentino, sufriendo, trabajando, no bajando los brazos, tratando de incorporar mejoras tecnológicas que permitan reducir los costos, tratando de ganar nuevos mercados y poniendo el máximo esfuerzo en la generación de riqueza.

¿Fueron incorporando servicios a través de los años en la cadena productiva a demanda del mercado?

Si, fuimos incorporando servicios con el objetivo de generar beneficios para toda la cadena. Respecto a la originación sumamos servicios a los productores con convenios de producción, contratos de aparcería, servicios logísticos en cosecha y durante todo el año, y servicio de almacenaje sin costo, todas estas acciones permiten que mantengamos un control preciso sobre la calidad y cantidad de la materia prima. La dedicación empieza desde el campo y las semillas: más del 50% del trigo anual que procesamos es de producción propia, sobre campos propios y arrendados, asegurando así que las mejores prácticas agrícolas se cumplan. Esta integración vertical garantiza trazabilidad, cuidado, constancia y homogeneidad.

El control del proceso productivo también es clave para contar con un producto final de excelencia. Se cumplen las distintas normas de seguridad en producción, control de calidad, laboratorios de testeos y mediciones de humedades y pesos, desde la recepción de la materia prima, la clasificación de cada harina y el servicio post-venta.

Los productos de Molinos Balaton son despachados y entregados siguiendo las mejores normas de seguridad e higiene.  En todo el trayecto desde la salida de planta hasta la entrega al cliente, la empresa se asegura que el producto sea aislado y cuidado, para conservar sus características distintivas y preservando su reconocida calidad.

Además hemos desarrollado productos de acuerdo a la demanda de mercado. Se ha dejado de comercializar en envases de 50 kg para pasar a la bolsa de 25 kg. como una forma de cuidar a nuestra gente, el mercado así lo ha solicitado y así respondimos.

¿Cuál fue la motivación para que Molinos Balaton siga apostando al sudeste bonaerense como epicentro de su producción?

Hemos cumplido 25 años en la zona y el sudeste de la provincia de Buenos Aires, y la hemos elegido desde el principio básicamente por la calidad de su trigo. Este trigo es óptimo para la producción de harina y estamos en la zona triguera por excelencia. El contar con trigo de excelentes atributos podemos alcanzar la calidad que pretendemos para nuestros productos.

¿La ampliación de su capacidad operativa es uno de los desafíos más grandes que les ha tocado afrontar?

Realizar la obra de ampliación con el molino funcionando sin duda que es un gran desafío. No solamente es una obra de ingeniería importante, sino una obra de logística y cuidados extremos. El molino no ha parado de producir, ha seguido trabajando aún en el medio de esta gran obra.

¿Qué comentarios recibieron de parte de la comunidad cuando iniciaron las obras? ¿Han recibido muestras de apoyo de sus clientes?

Mientras que el país está en recesión, la empresa ha seguido invirtiendo y apostando al futuro del negocio y fundamentalmente al de San Cayetano. Hemos recibido muestras de afecto y sorpresa; a pesar de los momentos económicos y difíciles que se viven en el país, la empresa decide avanzar en una obra de esta naturaleza.

El monto de u$s 4 millones es significativo para una ciudad pequeña como San Cayetano. ¿En qué consiste la ampliación de la planta? ¿Qué tecnología se incorpora? ¿Permitirá elaborar nuevos productos?

Si, la ampliación de la obra modifica sustancialmente la capacidad de molienda. Se sumarán líneas de producción para nuevos productos y al finalizar todas las etapas de inversión alcanzará una capacidad de molienda total de 520 Tn diarias de trigo. Esta inversión permitirá aumentar en un 60% la capacidad de molienda total actual.

La tecnología que se incorpora es italiana. La maquinaria se la hemos comprado a la empresa Sangati que nos ha acompañado desde hace tiempo, es tecnología de última generación, lo más nuevo que hay en la actividad molinera.

¿Cuánta mano de obra ha generado la construcción del nuevo espacio? ¿Tienen pensado contratar empleados o mano de obra calificada?

Estamos permanentemente tomando mano de obra calificada. La actividad molinera requiere de mano de obra especifica; aún el empleado que se inicia en la planta tiene que tener una formación y estar entrenado en medidas de seguridad. Ni hablar cuando se entra en el proceso de molienda, sin duda esto es así.

Hemos incorporado profesionales en el sector de control de calidad para extender los turnos y seguiremos incorporando todos los que necesitemos para lograr una mayor calidad de producto y una mayor seguridad alimentaria.

A veces nos cuesta conseguir gente con las calificaciones específicas que necesitamos, pero de todas maneras insistimos y apostamos por el pueblo de San Cayetano. Inclusive tomamos gente sin formación, para capacitarla nosotros dentro de la actividad. Apostamos a trabajar con la gente del pueblo y de la zona, esa es la propuesta que tenemos desde el directorio desde siempre: incorporar como prioridad a la gente local. Sumado a la contratación directa, no debemos dejar de lado todos los puestos de trabajo que se emplean en otros agentes de la cadena productiva y comercial. ante mayor actividad e inversión. Por ejemplo: empleos para personal logístico y de transporte, acopios, corredores, ingenieros agronómicos especializados en producción y fertilización de trigo, empleos generados en empresas de biotecnología contratadas para la investigación y desarrollo de semillas de mayor calidad, etc. Los agronegocios, y en especial la cadena agroindustrial del trigo, generan un gran impacto en el PBI regional y nacional.