fbpx


Sentido homenaje a Quique Corradi

Una mañana cargada de recuerdos, emociones y reconocimientos se vivió en el Espacio Cultural Municipal. Armonías, acordes, melodías se adueñaron del acto de imposición del nombre “Enrique Quique Corradi” a la sala de música.

El evento, al cual asistieron el Intendente Miguel Gargaglione, el presidente del HCD Martín Hauri, autoridades municipales, referentes de la música local y amigos del homenajeado, comenzó con la reproducción de un video donde Quique interpreta “Recuerdos de Ypacarai”.

Luego, la Directora de Educación y Cultura, Dolores Cosentino dio detalles de la vida de Corradi, quien “fue un hombre que tuvo la virtud de los exquisitos, porque brilló en lo que se propuso. La música lo acompañó desde los primeros momentos de su vida. A los 13 años se recibió de profesor elemental de piano, a los 15 de profesor de teoría y solfeo, a los 17 de profesor secundario, y a los 19 años de profesor superior obteniendo el primer premio y medalla de oro en el conservatorio del eximio maestro Alberto Williams de la ciudad de Buenos Aires… y  partir de aquel momento, que marcó el comienzo de su carrera artística, se fue consolidando una exitosa etapa donde su particular estilo y depurada técnica, le valieron el poder trabajar junto a los grandes de la música popular de su época.

No solo fue destacable su trayectoria como ejecutante, sino también como compositor, llegando a registrar más de 100 títulos de música popular, y en un ámbito tan competitivo como Buenos Aires, pudo concretar uno de sus mejores sueños, que el tango de su autoría “Soñando en la vereda” obtenga el primer premio “Odol de la canción”. En ese momento, en un clásico tocadisco sonó esa canción que tantas alegrías le dio a Quique.

Seguidamente se leyó la Ordenanza 2738/2021 que impone el nombre de Enrique Corradi a la Sala de Música del Espacio Cultural, entregando el Intendente Gargaglione una copia de la misma a Julio Klink, amigo de Quique.

Luego, el Intendente y Elsa Redondo (alumna de Corradi y referente musical) descubrieron la placa que impone el nombre de Enrique “Quique” Corradi a la Sala de Música.

Finalizando este merecido reconocimiento, Abel Pereyro interpretó dos temas que identificaron a Corradi, en tanto que Elsa Redondo (la mejor discípula en palabras de Pereyro) interpretó un tema en el piano, instrumento que representa la música de Quique.

Prensa Municipalidad de San Cayetano.