Vecinos reclamaron justicia por el fallecimiento de niña de once años en el Hospital Municipal

Vecinos reclamaron justicia por el fallecimiento de niña de once años en el Hospital Municipal

Alrededor de trescientos vecinos sancayetanenses se hicieron presentes en la Plaza América en horas de la mañana reclamando justicia y acompañando a la familia Smoulenar-Torres, quien tuvo que lamentar el fallecimiento de su hija de 11 años el pasado viernes en el Hospital Municipal.

 

 

A las 9 horas fueron recibidos por el Intendente Municipal Miguel Gargaglione, quien el pasado sábado manifestó en las redes sociales del municipio: “Acompaño en el dolor a la familia Smoulenar-Torres” y comprometió “nuestro esfuerzo y colaboración en la investigación sobre las causas de tal fatal acontecimiento. En este duro momento no existen palabras que lleven consuelo, solo respeto. Que la Justicia actúe con libertad y transparencia”.

 

 

Tras el encuentro de media hora con el jefe comunal, los familiares de la niña fueron aplaudidos por los vecinos, quienes habían permanecido en silencio y distanciados entre sí, respetando las normas del aislamiento social por el Coronavirus. Luego cruzaron hacia la plaza donde recibieron abrazos sentidos, entre lágrimas y expresiones de dolor, solicitando justicia.

 

 

Según manifestaron los padres de Shaira, asistieron al nosocomio local por primera vez el pasado lunes 27 de abril con su hija padeciendo síntomas de fiebre muy alta, por lo que el médico de guardia le diagnosticó parasitosis, le recetó medicamentos y la envió a su domicilio. Los síntomas se mantuvieron durante los siguientes días, volviendo la familia a la guardia del Hospital, donde el mismo profesional le habría diagnosticado gastritis y posteriormente infección en las vías urinarias.

 

 

Al desmejorar el cuadro de salud de la pequeña, el viernes 1 de mayo por la mañana, se produjo la internación. En ese momento habría intervenido un médico pediatra por primera vez, ya que dada la contextura física de la menor, el clínico de guardia no habría creído necesaria la intervención de un profesional pediátrico.

 

 

La niña se descompensó el viernes alrededor de las 16 horas y el fallecimiento se produjo en un breve lapso de tiempo. Los familiares radicaron la denuncia y fue realizada la autopsia durante el fin de semana, pero hasta hoy a la mañana los padres esperaban los resultados.