fbpx

Hugo Cagnoli, integrante de una familia ligada al sabor

La historia de la Familia se remonta a principios del siglo pasado, cuando Don Pedro Cagnoli llegó desde la Lombardía Italiana y se radicó en Tandil, donde encontró un clima ideal para la elaboración de salames y salamines.
Su experiencia y la naturaleza del aire serrano, crearon la sinergia que dio origen al inconfundible sabor que hoy caracteriza los productos.
Estos salames, poco a poco, trascendieron las fronteras del pueblo, y comenzaron a ganar fama en los principales hoteles y restaurantes de Buenos Aires.

En una visita a Tandil en ocasión del Festival de la Sierra, dialogamos con Hugo Cagnoli, uno de los integrantes de esta tradicional familia cuyo apellido es sinónimo de sabor…