Mi gran pasión, los perros, por Oreste González

¿Qué me inspiró a escribir este libro?

Bueno, pienso que en cada pasión por algo hay una etapa, en mi caso los perros de caza son una de las cosas que más despertaron mi entusiasmo.

Más de veinte años adiestrando ejemplares míos, de amigos y clientes. Hoy son exactamente 154 perros que adiestré desde que arranqué a hacerlo para afuera allá por el año 2000… Con ellos tengo un vínculo muy especial y un entendimiento que solo se transmite cuando se ama y se pone el corazón.

Esta etapa final de dejar los entrenamientos hizo que volcara al papel mis conocimientos de todos estos años que le dediqué a este hobby (llamémoslo así y no trabajo).

En este emprendimiento mi propósito es enseñar a quien no tenga la posibilidad de mandar a entrenar a su perro a un profesional, lo pueda hacer, tal vez le lleve un poco más de tiempo que a mí, pero poniendo voluntad y habiendo leído mis experiencias pueda lograrlo.

No todos tenemos el don de entendernos con los animales, pero poniendo un poco de sentido común y por sobre todas las cosas “amor” las cosas van a salir, ese es mi pensamiento, ojalá les guste y sirva para que las jornadas de caza sean buenos momentos.

Recuerden esta frase amigos, al perro en el campo se lo disfruta o se lo padece, está en ustedes deleitarse con un buen ejemplar ordenado, equilibrado que ponga el más alto grado de pasión por la cinegética, o ir a renegar y volver frustrado a casa…

Solo un verdadero cazador conversa con el medio ambiente y conoce las especies…

Siempre primero un gran perro a la más cara y fina escopeta.

Oreste González