Jorge Fantasía fue homenajeado con el Premio «Quórum Propio» a la Trayectoria Deportiva

Jorge Fantasía fue homenajeado con el Premio «Quórum Propio» a la Trayectoria Deportiva

Como todos los años para esta fecha, se produjo en la noche de ayer la tradicional entrega del Premio «Quórum Propio» a la Trayectoria Deportiva. Si bien la pandemia de Covid-19 no permitió que se realizara con normalidad la ceremonia anual de la Fiesta del Deporte, el galardón se entregó en los estudios de Canal 2, más precisamente en el set del programa deportivo En Acción, en el cual los presentadores Jorge Dip y Federico Pérez Spinelli dieron paso a Mario Cipollone, quien supo agasajar a un personaje que ha dejado su huella en la historia deportiva de San Cayetano.

 

 

En palabras del propio Mario Cipollone, el homenajeado de este año con el Premio «Quórum Propio» a la Trayectoria Deportiva, es un sancayetanense que debutó en el automovilismo deportivo allá por 1973, en Coronel Pringles, cuando tenía apenas 20 años de edad, tras convertir su Fiat 1500 particular en un automóvil de competición, e incursionar en varias carreras del Turismo Nacional Anexo J, que competía en la zona de Bahía Blanca.

Posteriormente, acompañó a Saúl Aramburu, piloto local que supo manejar “El Zíngaro” de Orlando Gratia en la categoría Turismo Mar y Sierras, para luego adquirir ese mismo auto, y conseguir varios buenos resultados en la categoría, incluido un segundo puesto.

Más adelante, allá por el año 1977 vendió “El Zíngaro” y compró una coupé Fiat 125 a Mario “Pato” Di Nezio, y volvió a incursionar en el Turismo Nacional, pero esta vez en la Federación 3, que corría en la zona de Mar del Plata.

Ya en 1980, nuestro homenajeado adquirió el Turismo Mar y Sierras que fuera de “Tingo” Fernández, a medias con Bernardo Cinalli, y ese año hasta se dio el lujo de correr una carrera con “La Canela”, mítico auto que fuera Campeón con Edgar Pérez.

En 1982 (tenía el 12), se consagró Subcampeón de Turismo Mar y Sierras, detrás de Rodamí III, con un automóvil que primero le prestara, y luego le vendiera, “Peti” Ordoqui. Ese subcampeonato generó que la agencia Ford de Balcarce le cediera un casco de un Turismo Carretera, el cual empezó a reformar con Saulo Losada. Incluso llegó a debutar en el TC, el 11 de septiembre de 1983, en el Autódromo de Santa Rosa (la Pampa), en una prueba para No Ganadores y Debutantes, con un Dodge alquilado a Rubén Gil Bicela, donde obtuvo el decimoprimer lugar en la clasificación, y el séptimo puesto en la serie.

 

 

Mientras seguían las refacciones en su Turismo Carretera, nuestro homenajeado siguió despuntando el vicio en la categoría Mar y Sierras, corriendo con un Chevrolet de “Coco” Rizzi, así como también en toda otra categoría a la que fuera invitado. (primera carrera en el CAI con el N° 42).

Ya con la certeza de que no podrían terminar de armar el Turismo Carretera, por cuestiones económicas, le vendió el Ford Falcon a Ángel “El Yeti” Di Nezio, y compró el Mar y Sierras de Miguel Anuncibay, que había sufrido un vuelco, pero merced al trabajo de Mario Rúgura, Coco Wilgenhoff y Saulo Losada, logró pelear hasta el final el campeonato de 1986 junto a Armando Ciancaglini y Roberto “Tatá” Bianchi, pese a ausentarse durante dos carreras por un viaje al exterior.

En 1987, nuestro homenajeado volvió a adquirir el mismo Turismo Carretera que le había vendido al “Yeti” Di Nezio, al retirarse éste del automovilismo, y el ingreso formal a la categoría, en el Autódromo de Balcarce, fue muy promisorio, ya que clasificó 21° en la final. En 1988 y 1989, solo concurrió a una carrera por año, pero en 1990 tuvo 7 participaciones, con un 16° puesto en Grumbein, y un 19° en Balcarce, con lo cual bajó drásticamente el número en sus puertas, hasta el 69. En 1991, concurrió a 3 competencias, y en 1992, a otras 4 carreras, con la particularidad de haber utilizado 3 vehículos distintos: su Ford Falcon en dos ocasiones, y los Dodge de Manuel Carelli y Christian Guillemont, en una oportunidad cada una.

1993 fue el mejor año en el Turismo Carretera para nuestro homenajeado, ya que participó con Dodge en 6 competencias, incluyendo una como invitado de Gustavo Mancuso, en este caso con el Ford de su propiedad, a las 2 Horas del TC, donde clasificaron decimoquintos, lo cual junto a otros buenos resultados como un 20° puesto en La Plata, le permitió conseguir el 62 para el año 1994, aunque paradójicamente ese número, el más bajo de su carrera en la categoría, lo lució en una sola oportunidad, en el Autódromo de Buenos Aires.

El 10 de septiembre de 1995 sería su despedida del Turismo Carretera, ocasión en la que corrió las 2 Horas del TC, en el Autódromo de Buenos Aires, invitado por el también sancayetanense Daniel Bernardi, clasificando ambos decimosextos en la final.

Ya retirado de las competencias, se vinculó con Rubén Daray, un expiloto devenido en empresario periodístico creador del programa “A Todo Motor”, lo que le permitió vivir innumerables experiencias en vehículos y circuitos de todo el mundo, como manejar un Audi en Innsbruck (Austria), un BMW en Nürburgring, y un Porsche en Stuttgart (ambos de Alemania);

habiendo tenido su punto cúlmine en el año 2009, cuando se subió primero a un Renault de Fórmula 2000, en el circuito de Paul Ricard (Francia) y posteriormente al Renault Fórmula 1 con que se consagrara Campeón del Mundo, 4 años antes, el español Fernando Alonso.

En Turismo Mar y Sierras, nuestro homenajeado ganó carreras en su ciudad natal, San Cayetano, en Benito Juárez, Tandil, Tres Arroyos, Coronel Dorrego, Adolfo González Cháves y Tres Arroyos, llegando a ser Subcampeón de la especialidad en 1982, pero también supo correr -incluso ganar- en otras categorías, como Monomarca 1100, Turismo del ’40, Minicross, Turismo Nacional y la más importante del automovilismo deportivo argentino, el Turismo Carretera, donde tiene el privilegio -muy difícil de superar- de ser el piloto sancayetanense que participó en mayor cantidad de temporadas, nada menos que en 10, 9 de ellas en forma ininterrumpida.

El Premio “Quórum Propio” a la Trayectoria Deportiva es para Jorge Horacio Fantasía.